LA HISTORIA DEL CARRO REMOLQUE    
 

Hace veintidos años yo quería abrir una compañía de calzado pero no contaba con suficiente dinero. Sabía por experiencia que uno tenía que entrar rápidamente al negocio porque a menudo las nuevas compañías se quedaban sin flujo de efectivo antes de tener la oportunidad de comenzar a ver resultados. También sabía que era más fácil obtener crédito de fábricas en Europa que necesitaban el negocio, que obtenerlo en los bancos de Estados Unidos que no lo necesitaban. Así que identifiqué las fábricas, me fui a Europa, diseñé una colección de zapatos y regresé a los Estados Unidos a venderlos.

Para ese entonces, una compañía de calzado tenía dos opciones. Podía obtener un espacio en el Hilton y convertirme en 1 de las aproximadamente 1100 compañías de calzado que vendía sus productos. Esto no me proporcionaba la identidad ni la imagen que creía que eran necesarias para una nueva compañía y además, me costaba mucho más dinero del que tenía para invertir.

La otra forma era hacer lo que hacen las grandes compañías y conseguir un lujoso showroom en el centro comercial de Manhattan, no muy lejos del Hilton. Más identidad, pero también mucho más dinero.Tuve una idea. Llamé a un amigo que estaba en el negocio de camiones y le pedí que me prestara uno de sus camiones para estacionarlo en el centro comercial de Manhattan. Aceptó sin problemas, pero me deseó buena suerte para obtener el permiso. Fui a la oficina de Koch, el alcalde en ese entonces, y le pregunté cómo podía uno obtener un permiso para estacionar un camión remolque de 40 pies en el centro comercial de Manhattan.

Contestó que no se necesitaba ninguno. Las únicas personas a las que la ciudad les otorgaba permiso eran a las compañías de producciones que filmaban películas de largometraje, compañías de servicios públicos como Con Ed o AT&T. De manera que ese día me fui al almacén de útiles de oficina y cambié el membrete de la compañía de Kenneth Cole Inc. A Kenneth Cole Productions, Inc. Y al día siguiente solicité un permiso para filmar una película de largometraje denominada “El Nacimiento de una Compañía de Calzado”.

Se pintó el nombre de Kenneth Cole Productions en la parte lateral del camión, y el día de la presentación de los zapatos nos estacionamos en la Avenida 6ta #1370, justo transversal al New York Hilton. Empezamos el negocio con un carro remolque de 40 pies completamente amoblado, un director (algunas veces tenía rollo de película en la cámara, algunas veces no lo tenía), modelos que hacían el papel de actrices, y dos de los mejores y más elegantes funcionarios del alcalde Koch, desempeñándose como nuestros porteros. En dos días y medio vendimos 40 mil pares de zapatos, es decir, toda la producción disponible, y estábamos listos para despegar.

Hasta la fecha, la Compañía se sigue llamando Kenneth Cole Productions Inc. Y sirve como un recordatorio a la importancia que tienen la inventiva y la forma innovadora de resolver los problemas.

Hay mucha verdad en el viejo adagio, “si haces el bien, recibes el bien”. Para Kenneth Cole “hacer el bien” ha significado estar en la primera línea de las tendencias de la moda y en la campaña de concienciación del SIDA. Como persona humanitaria y diseñador estadounidense de renombre, Kenneth Cole cree que “es maravilloso ser conocido por sus zapatos. Y es incluso mejor ser reconocido por su alma”.

Kenneth Cole Productions, un negocio que comenzó hace 22 años en la parte de atrás de un remolque de 40 pies, ha crecido a la velocidad de la luz hasta convertirse en una de las principales compañías de la moda en los Estados Unidos y ha sentado los estándares que otras deben cumplir. Contando actualmente con 79 almacenes al por menor a lo largo del país, así como la distribución mundial en los Estados Unidos, Europa, Asia y América Latina, Kenneth Cole ha podido unificar sus talentos naturales para la moda y su visión para los negocios con sus convicciones filantrópicas. Como miembro comprometido de la junta directiva de la Fundación Americana de Investigación sobre el Sida (amfar) y de HELP USA, la organización para las personas sin hogar, Kenneth Cole ha decidido fusionar la moda con la acción social.

Kenneth Cole creció en Long Island, Nueva York, donde pasaba su tiempo libre como aprendiz de estantería en el almacén local de calzado o vendiendo maní en el Shea Stadium y el Madison Square Garden. Una fuerte ética de trabajo y determinación motivaron a Kenneth a unirse eventualmente a la compañía de calzado de la familia en Brooklyn. A principios de los setentas lanzaron los zapatos Candies, de renombre mundial – una marca que se convirtió en un nombre muy conocido durante la era disco. En 1982, Kenneth dejó atrás el mundo de los zapatos de tacón de aguja en madera y las gruesas plataformas para comenzar con Kenneth Cole Productions.

Kenneth Cole Productions es una de las casas de moda ampliamente veneradas y consistentemente enfocadas en las ventas al por menor por arriba de mil millones de dólares.

Es la empresa matriz para dos estilos de vida: Kenneth Cole New York (KCNY) para los hombres y mujeres sofisticados de la ciudad, Reaction Kenneth Cole dirigido hacia los clientes más modernos y más casuales, y zapatos y accesorio. Actualmente, hay 17 concesionarios que abarcan 27 categorías de productos.

Con la introducción de la colección de niños de Reaction Kenneth Cole y el lanzamiento de la fragancia KCNY para damas y caballeros, Kenneth Cole Productions se ha expandido hacia un pleno estilo de vida, una marca de doble género. Kenneth va más allá del hecho de prestar su nombre a una línea de vestuario y accesorios. Él es la fuerza suprema que impulsa las tres marcas y el director creativo de la compañía en todas las áreas desde el diseño hasta el mercadeo.

Los anuncios publicitarios de Kenneth Cole – algunas veces políticamente irónicos pero siempre socialmente conscientes – han incluido de todo, desde el control de armas de fuego y la clonación hasta el aborto y el SIDA. Él cree que “Saber lo que ocurre es más importante que la ropa que llevamos puesta”. Kenneth Cole alega que él tiene un agudo sentido del humor y domina sus palabras ingeniosas para transmitir sus mensajes. Muchas personas reconocen su famosa frase “Independientemente del derecho de portar armas, de ninguna manera aprobamos el derecho de no portar calzado”, en tanto que otros celebran su oportuna frase, “Rojo, Blanco y Azul.

Es el nuevo color negro”. Cualquiera que sea el lema y cualquiera que sea el punto, Kenneth Cole continúa acatando dos mandatos: “Lo que creemos es mucho más importante que el lugar donde nos situamos” y “Tal vez no podremos calzar al mundo, pero esperamos poder ser un accesorio”. Kenneth reside en Westchester, Nueva York con su esposa Maria Cuomo Cole y sus tres hijas. También es un handicap 16 en golf.

El diseñador KENNETH COLE, fundó su propia compañía, Kenneth Cole Productions Inc., con el debut de una colección de calzado para damas en diciembre de 1982. Actualmente, la compañía fabrica y distribuye internacionalmente calzado para hombres y mujeres, accesorios y ropa bajo las marcas Kenneth Cole New York y Reaction Kenneth Cole, así como sus ofertas de 34 categorías de productos en un total de 69 almacenes. La adición más reciente fue la Colección Kenneth Cole New York para Damas, la cual hizo su debut en el otoño del 2000.

Los almacenes al por menor de Kenneth Cole se han expandido a lo largo y ancho de los Estados Unidos y en el extranjero en Ámsterdam, Hong Kong, Singapur y Taiwán. El Catálogo de Kenneth Cole se envía a más de 3 millones de clientes por año y los sitios web de Kenneth Cole New York (www.kennethcole.com) y Reaction Kenneth Cole (www.reactiononline.com) reciben miles de visitas electrónicas por día. El habilidoso mercadeo de Kenneth Cole le ha ganado una imagen de renombre a la Compañía como precursora de la moda y las tendencias. Su controversial campaña publicitaria ha atraído la atención mundial por su humor y conciencia social. En 1985, Kenneth Cole fue el primer miembro de la comunidad de la moda en asumir una postura pública en la lucha contra el SIDA.

Desde entonces, ha continuado apoyando la lucha global a través de iniciativas personales y empresariales incluyendo la asignación de una porción continua de su presupuesto de mercadeo a iniciativas de concienciación pública. Cole sigue fungiendo como Miembro Nacional de las dos Juntas: amfar, La Fundación Americana para la Investigación sobre el SIDA desde 1985, y HELP U.S.A., el proveedor más grande de alojamiento y servicios para las personas sin hogar, desde su inicio en 1987. Kenneth Cole ha sido reconocido por sus talentos para el diseño y el negocio, así como también por su participación filantrópica. La Coalición Creativa ha distinguido a Kenneth con su Premio Spotlight (centro de atención) por su dedicación a aumentar la concienciación pública. Amnistía Internacional ha distinguido a Kenneth Cole con el Premio Spotlight 1998 de los Medios de Comunicación. Kenneth fue escogido simultáneamente como Humanitario del Año por Diseño Divino y el CFDA otorgó a Kenneth Cole su Premio por la Excelencia Humanitaria en 1996. Kenneth Cole ha sido galardonado con el Premio de Voz Extraordinaria por las Voces de Madres por sus continuos esfuerzos en la concienciación del SIDA. Cole recibió el premio de Liderazgo Humanitario otorgado por el Concejo de Fundaciones en 1996. Kenneth Cole fue distinguido como la “Persona del Año” en Noticias del Calzado en 1996. FFANY honró a Kenneth Cole con el Premio de la Medalla de Oro de la Moda en su Gala de 1997. En el año 2000, Kenneth Cole recibió el Premio The T. Kenyon Holly de la Fundación Dos/Diez y recibió mención honorífica junto con Rosie O’Donnell y Natasha Richardson en la fiesta de Gala de la Temporada de Esperanza de amfar.

Cada año, desde que Kenneth Cole Productions asumió su postura pública en junio de 1994, la compañía ha sido mencionada en la lista anual de Forbes como una de las 200 Mejores Empresas Pequeñas del Mundo en los Estados Unidos y ha reportado ingresos y ganancias record todos los años. Además, como compañía pública, Kenneth Cole Productions es mencionada todos los años en la lista Semanal de Compañías de las Empresas de Mayor Crecimiento.

Kenneth Cole Productions continúa declarando
“Lo que creemos es mucho más importante que el lugar donde nos situamos” y
“Saber lo que ocurre es más importante que la ropa que llevamos puesta”.